4 REMEDIOS CASEROS QUE AUMENTAN, FORTALECEN Y ALARGAN TUS PESTAÑAS

Las pestañas son un conjunto de vello corporal ubicado al final de cada párpado, hacia la zona frontal del rostro.

Cada párpado tiene un grupo diferente, y las del superior son más largas, en comparación con el inferior.
También varían según cada persona; aunque parezcan iguales, su tamaño y resistencia dependen de la genética y el cuidado que le brindemos.

Para muchos, estas no van más allá de un simple adorno, por lo que no le ofrecen la atención necesaria.

Sin embargo, las pestañas cumplen un rol fundamental en cuanto al bienestar de los ojos, ya que los protege de impurezas, cuerpos extraños y el sudor.

Pestañas, protección y belleza
Se afirmaba con antelación la importancia de unas pestañas sanas, largas y fuertes. A pesar de ello, tratarlas de la manera correcta también llega a favorecer el ámbito estético.

En cuanto a la belleza, no es un secreto el papel que estas desempeñan. Y es que, para muchas mujeres, las pestañas representan una excelente ‘arma’ de seducción.

Gracias al maquillaje puede potenciarse la mirada y el brillo del rostro.

No obstante, entre más fuertes y largas se perciban, mejores resultados pueden llegar a obtenerse.

¿Cómo fortalecer y alargar las pestañas?
Las alternativas para maquillar y mejorar la apariencia de las pestañas pueden llegar a ser numerosas; especialmente cuando de productos cosméticos se trata.

Hay multitud de trucos, consejos y otro tipo de prácticas con el fin de fortalecer y alargar a nuestras pequeñas protectoras de ojos.

Estos resultan agradables, fáciles y eficaces; sin embargo, su efecto suele ser pasajero, y por tal razón, no es malo acatar ciertos consejos de maquillaje.

No obstante, el objetivo va más allá de conseguir resultados momentáneos y efímeros: la idea es lograr mejorar su apariencia y salud por mucho más tiempo.

Dado que tienen diferentes características con respecto al cabello, las pestañas pueden ser sometidas a remedios caseros con el fin de fortalecerlas.

Con base en lo anterior, vamos a exponer algunas alternativas caseras apropiadas para darles vida. Comencemos.

1. Aceite de almendras
almendras para aclarar tu piel
Este es uno de los mejores ingredientes para elaborar remedios desde la comodidad de la casa.

No obstante, también puede emplearse solo, con el fin de aprovechar sus maravillosos beneficios.

El aceite de almendras tiene propiedades nutritivas y estimulantes, por lo que es ideal para fomentar el crecimiento de las pestañas.

¿Qué debes hacer?
Aplicar, al menos, 5 o 6 gotas en la base de las pestañas, justo antes de irse a dormir.
Limpia la superficie para que tenga mejor efecto y ayúdate de un cepillo de rímel limpio para aplicarlo.
2. Vitamina E para las pestañas
La vitamina E es una de las más apropiadas para la salud de la piel. Asimismo, este componente también favorece el crecimiento y fortalecimiento de las pestañas.

En este caso, se empleará el aceite de vitamina E, el cual también ayuda a mitigar los efectos de los radicales libre y el sol.
Con ayuda de un cepillo de rímel limpio, aplica 2 gotas de este ingrediente, sobre la base hacia la punta. Para conseguir mejores resultados realiza movimientos a manera de zigzag.
3. Vaselina
Vaselina
La vaselina es quizá uno de los productos más empleados de forma multiuso, y la piel no se escapa de sus beneficios, tampoco la de los párpados.

Por lo tanto, este remedio casero o ingrediente no funciona únicamente para favorecer la salud de los labios, sino también la de las pestañas.

¿Qué debes hacer?
En primer lugar, limpia de forma adecuada la superficie de los párpados para facilitar la acción de la vaselina.
A continuación, con ayuda de un algodón, esparce la vaselina por toda la zona hasta cubrirlas.
4. Té verde y pestañas largas
No se consiguen como por arte de magia, pero las propiedades de este té pueden favorecer sobremanera a las pestañas y estimular su crecimiento.

Asimismo, el té verde también nos ayuda a limpiar la piel, elimina la suciedad acumulada y nos protege de la famosa acción de los radicales libres.

Para contribuir al crecimiento de las pestañas, es necesario elaborarlo a forma de infusión.

Ingredientes
1 taza de agua (250 ml)
1 cucharada de té verde (10 g)
¿Qué debes hacer?
Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, añade el té verde y déjalo reposar hasta que se enfríe.
Una vez frío, cuela y, con ayuda de unos algodones, aplícalo sobre los párpados y las pestañas.

Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *